El amor

Φ   ♥   Φ

Vi a Mara una noche. Estaba mucho más delgada que su amiga. Emitía una lucecita desde el fondo color berenjena de sus cuencas, tintineando en rojo como un piloto de bicicleta.

No la saludé y ella tampoco. Te lo dije. Esos polvos y éstos lodos.

¿Recuerdas un año atrás?

Una rubia fumando en la distancia que no me dejaba de mirar. Me sentí muy incómodo a causa de toda mi ansiedad, aunque luego resultaste ser una chica muy dulce que solo querías compartir mis humos. Fumamos juntos, te decía tonterías para verte sonreír y nos pasábamos los canutos. Eras muy guapa y tenías un mechero.

“La rubia me comió el pico, se levantó, y bajándose con las manos las perneras ceñidas del pantalón de pitillo, dio varias patadas en el suelo y levantó la mirada para despedirse”.

Unos preciosos ojos claros mojaron mi oscuridad, me levantaron. Habías conseguido calmarme y ya estaba preparado.

Dijiste: ¡Me voy!…, y nos mordimos la boca hasta que nos pitaron los oídos.

Φ   ♥   Φ

 

Anuncios
El amor

2 comentarios en “El amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s