La pesadilla que te muerde la cola

Φ   ♥   Φ

El amor es una mierda. Nada nuevo bajo el sol y cada uno cuenta el cuento según le va en la función. Y hablando de cuentos.

Una vez le conté a una psicóloga que si yo me metía por la boca de Metro en la Avda. de América y salía en Sol, durante el trayecto podía detectar al menos a seis víctimas capaces de enamorarme simplemente comiéndome la boca. Es así. Soy muy de enamorarme. Un puto loco sin gatos, no los soporto. No tenía terapias con la psicóloga porque estuviera loco, las de esa rama las derivaron a un psiquiatra diplomado de pelo cano y barba muy frondosa. Un patán. A la rubia la iba a ver debido a mis adicciones, a una cura de sueño y a ser básicamente un ser inadaptado social. Un guerrillero. La psicóloga molaba.

Una tarde tarde, me hipnotizó sobre una camilla ¿Primera consulta? Pase usted por aquí.

Le puso ganas pero a mí, el dedito en el entrecejo y su voz susurrándome chorradas solo me la puso tiesa, me dejé llevar y me hipnoticé. Me hice el ahorcado más que el muerto sobre la camilla, y de repente se alejaron los susurros sin dejar de escuchar el soniquete. Se amorró al pilón. Yo tampoco me lo podía creer.

Yo estaba en aquel reputado psiquiátrico simplemente sometido a una terapia de cura de sueño. Una gilipollez que se resume en 15 días  empastillado hasta las cejas, con más mierdas en tu cuerpo de las que te metías en la calle en todo un mes. La terapeuta me estuvo comiendo la polla en cada una de las consultas que nos hicimos. Ni la toqué. No me besó. Fue raro. Aún me despierto sudando con la pesadilla de que todo era fruto de lo drogados que nos tenían, y que yo me corría solo en el pijama babeando y hablando con ella en la consulta. Sabe Dios. Igual estaba casada. O con niños. Tendría unos 33 y yo era un hippie con camisetas de Joy Division y botas de militar. Se la metía hasta el fondo del mar y jamás ensuciamos la moqueta. Era increíble.

La gente está loca de la puta cabeza y el amor es una mierda.

Φ   ♥   Φ

Anuncios
La pesadilla que te muerde la cola

3 comentarios en “La pesadilla que te muerde la cola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s