Turista[microBio]

 

 

El día tercero de la feria de robótica industrial y soldadura, amaneció como el anterior. Plomizo y mojado. Las mañanas eran para pasarlas entre clientes y stands, pero todas las tardes eran para pasear. Bilbao es bonita en otoño y la azafata de las acreditaciones volaba con sus dos alas sobre el atril intentando demostrar que no tenía sexo. Defensas de humo, asedio de murallas de papel. Me engañaba.

-Se te cayó esta tarjeta de tu hotel ayer en el atril  -dijo sonriendo.

-No. Se me cayó otra cosa cuando a las doce de la noche no hubo sonado el teléfono de la habitación.

-¿Que esperabas?

-A ti.

-Ya ¿y qué te crees que soy yo?

-Una persona. Una persona de sexo femenino que me atrae.

-Seguro que estás casado.

-Perdona, me estás prejuzgando sin haber hablado conmigo.

-¿Te vas hoy a mediodía también?

-Sí, las tardes son para conocer ¿Por?

-Esta tarde libro.

Ya está. Supongo que cosas como estas le funcionarían a cualquiera con un físico o un psíquico medianamente agraciado, y no es de ir de sobrado intentar conocer a una mujer que te atraiga. No es cualquiera. Lo que sucede es que la mayoría de la gente no se atreve, no está nunca en ese sitio donde se es un turista permanente, alguien a quien da igual el qué dirán, ese es un don de un solitario. Creo que ellos jamás han tenido huevos para hacer algo parecido, ni yo para ir a un gimnasio. Algunas mujeres (muchas) me generan ese tipo de artimañas y de conversaciones.

Nos fuimos una vez terminada la feria a un apartamento que tenían sus padres en La Concha. San Sebastián. El norte me gusta pero lo mío con Donosti es devoción. Es suerte supongo, porque el apartamento era cojonudo. Repetimos la operación durante cuatro años más de ferias, de los que los dos últimos ella también tenía pareja, como yo. Y ¿qué es la fidelidad? Yo siempre lo he dado todo cuando me encuentro con una mujer, eso es fidelidad, lo mío es para ti y yo soy absolutamente tuyo cuando estoy ahí, no mi polla, yo siempre me doy en masa, a bocajarro, estoy tarado. Nunca les dije que fuera de fiar, ni que pudiera mantener una misma actitud eternamente, pero si estaba contigo, era para entregarme a tus deseos con el tapón abierto.

Llámame cabrón.

 

 

Anuncios
Turista[microBio]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s