TheEndBand [#realismo sucio microBio·costumbrismo]

Φ

Después de tres meses tocando y liándola por los bares, una noche en Pelayo le dejamos la cinta a un disc-jockey de un bar de los de moda. Nosotros nos tomábamos un güisqui tonteando con unas alemanas punkarrillas en el Pub. Era Semana Santa en la costa Este, y nuestra Chica de Pies raros en un instante, se diluyó entre canciones de Nirvana o de los Clash. Nos acercamos a la cabina para confirmarlo y el tipo nos dijo que nos pagaba por que tocásemos allí. Era amigo de un amigo, eso bastaba para firmar un contrato. 200 y las copas por la patilla. ¿Nos adelantas?

El viernes de la semana siguiente, todavía en Semana Santa (por aquí duran quince días), íbamos a despegar con nuestro grupo en un local de los de lleno en Valencia pero el Tiriti decidió tirarse debajo de un tren de cercanías. No era estable pero nos caía muy bien ¿Y quién era estable? Le llamábamos Tiriti, porque iba a lomos de una Honda de dos y medio y era muy fan de Carlos Cardús, uno de la época de Kevin Shwantz. Luego ya no. La vida te gasta putadas.

En el entierro de nuestro guitarra solista, llamamos a la hermana del chino para que viniera a la planta baja de Bonzo a quitarnos el pesar, aquel suicidio fue traumático y nos jodió la banda justo cuando íbamos a despegar. Dejamos a la comitiva llorando en la iglesia y nos fuimos a drogarnos.

La hermana del chino era la camella y como la muerte, siempre estaba preparada en algún lugar.

-Medio de cada ¿No?  -pregunté a Jon.

-Sí, todo junto Tata.

-¿Todo en una?  -preguntó sorprendida.

-Sí, mezclado. Como suena  -apostillé.

No había en aquella habitación ni paciencia ni sentido del humor. Yo solo quería desenchufar y dejar de sentir rabia, frustración, ira, dolor, odio hacia la providencia y tristeza por la huida de un amigo.

-Mal rollo lo del colega ¿No?

Tata, te hemos llamado para intentar no pensar en eso.

La llamaban así

-Lo imagino. Que mal rollo  -repitió.

-Bocachancla. No la cierres, la bolsa, y haz tres partes  -dije yo.

Los tres nos pusimos bien. Terminamos los dos follando contra ella porque Jon era muy insistente en eso, nos la tiramos los dos y al final fue viceversa. Máquinas de matar rebozadas en la muerte.

Φ

Anuncios
TheEndBand [#realismo sucio microBio·costumbrismo]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s