Yo Amo [#poetry confesiones de resucitado]

Φ

Tan absurdo es. Tan idiota soy. Tan surreal. Supongo que nada es tan hondo para echarme para atrás, yo sí puedo oler tu alma, y cada vez que lo hago la mía carece de edad. Es presuponer bastante, el pensarte bailando sobre las cuerdas, si solo soy yo quien toca con arpegios, no voy a usurpar el hueco que quieras dejarle al sapo, solo me voy a colar entre tus nalgas. Vamos a colisionar dos trenes con maquinista, y vamos a burlar la vida mientras te sienta vibrar, seamos como esos amantes de Teruel, seamos dos cerdos enamorados que no se pongan jamás en pie. Vive de mis alas que yo respiraré a través de tu garganta, ámame hasta que te canses y róbame trozos del pecho que te sirvan en futuras desnudeces. Usémonos intercambiándonos piezas de tú y yo; luego me iré empapado por la lluvia de todas luchas y me llevaré conmigo tus pedazos, tu porciones pixeladas en mi córnea y el olor a sangre fresca que robé de bien adentro con mi dedo corazón.

Destino elegido el chapotear siempre solo, destino al que no puedo darle muerte por no encontrar la puta pieza del puzzle, destino que ya quisiera relegar si encontrara un nido entre tus brazos, brazos largos y estirados, pálidos de parafina que voy a traerme a cuestas con las vértebras que adornan esa nuca, con un hueso de la pelvis y la escarcha del sudor que reluce sobre un vientre de timbal. Te deseo.

Y deseo tanto ver los trozos de tu alma entre mis dedos, que podría crear una relación formal con las líneas de tus pechos dibujadas con mi pluma, déjame hacerte las fotos y meter  en una bolsa tus gemidos, para soltarlos en las noches de hastío en que una paja no me aplaca, y que lo único que hace, si te pienso, es mostrarme lo solo que aún me siento ante el vacío. Compulsión por atrapar parte de ti y traérmela conmigo a mis tormentas de camisa para adentro. Deseo veraz por esa carne escasa y por esa mucha brasa avivada por tu melena. Ojos tristes que sobreexcitan el deseo de comerte el corazón: astillado como la pata quebrada del marino bucanero, caliente y lleno de viento sahriano.

Tú me leerás poemas y yo lavaré tu pelo, corramos a echar madera a la lumbre y a mirarnos con los dedos engarzados en el otro, besarnos con esa chispa luminosa que titila desde el centro de la hoguera. Hoy me he puesto romántico porque quisiera encontrar al fin descanso, descanso para mis huesos que merecen que hagas caldo con su esencia…, y acabo hablando de amor, porque cuanto más lo busco, menos confío en hallarlo. Si no puedo desnudarme sin dejarme trapos sucios cubriéndome la entrepierna, prefiero no jugar más y seguir hasta otro pueblo donde aún no me conozcan, y que tenga varadero.

Soy demasiado sensible cuando despierto empalmado por soñar con las sirenas. Puta vida. Pensaré en algo bonito y lloraré solo una vez. Demasiado vulnerable como para no ir dejando platos rotos. Dosis de amor que se pueden estirar como el chicle que te robo de la boca, dosis de amor que mientras sean intensas, no funcionen con reloj. Amor ya. Amor sí, Amor hoy, ahora, y para siempre enquistado tras los muros de mi hueso occipital. Amor.

Φ

Anuncios
Yo Amo [#poetry confesiones de resucitado]

2 comentarios en “Yo Amo [#poetry confesiones de resucitado]

  1. Sé que sabes de qué hablo, me halagaría que me vieras como lo que soy, un tipo medio desgraciado al que las letras le han vuelto a dar la vida. Soy labia y como orejas, quizá por eso siempre me excuso si decepciono. Me gusta muchísimo que me leas, casi tanto como viceversa. Tú también me likes. =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s