el tarado bryan #prose -religuión-

Φ

Una vez estuve en una granja. Habíamos sesenta ovejas descarriadas. Yo era inquilino. Granjas de desintoxicación. Suena a Chernobil. Lo malo de aquella mierda, era que te quitaban de fumar y además por la puta gracia de dios, hermano. Amén y que el señor te bendiga. Lo bueno es que era gratis y que yo llevaba un mes durmiendo en las calles de Palma de Mallorca. Los viernes y los domingos hacían unas misas de dos horas treinta minutos. Era insufrible. De 20:00 a 22:30. Como medio Sálvame DeLuxe. En cuanto llegaba uninquilino nuevo, el espíritu lo ungía y por la gracia de nuestro señor jesucristo, se quitaba de la droga. Amén. Os juro que yo era el único allí dentro que no hablaba en arameo. Era alucinante. Entraban como ovejas negras y el espíritu les tocaba volviéndolos como putas cabras. Era de locos vivir ahí. En misa, yo solo me sentaba a verlos bailar y gritar improperios, mientras danzaban como niñas al ritmo de música gitana. A veces algunos convulsionaban. Era un show, un poco largo eso sí. Yo fui el único allí adentro que no sintió la invasión de los ultracuerpos. Era un marciano entre ellos. Tiene cojones. Yo, marginado; como en cualquier parte. Nada inquietante. Me mimetizo. Además si te lo trabajabas, se podía fumar de vez en cuando y hasta follar. Todos somos carne.

A veces en el culto -que es como una misa cuando excede la hora y cuarenta y cinco-, me gritaba el pastor desde su atalaya con un micrófono, que le hacía resonar en el templo como en una tómbola de pueblo:

-¡Conviértete! ¡Señor, tócale tú!

Yo contrarrestaba sus alaridos, rezando hacia mis adentros y diciendo:

-“Virgencita, virgencita; que me quede como estoy”.

El coro de cabras gritaba: ¡Amén Jesús! ¡Aleluya! ¡Oh sí!

Una jodida lucha titánica de energías como en una peli de Manga…, agotador.

Un año me tiré interno en el jardín del edén sin poder leer más libro que las sagradas escrituras. Yo no oraba. Todo estaba prohibido menos bailar y hablar en arameo. Me leí los testamentos y les desmontaba los argumentos en cuanto me presionaban por la espalda. No hay color. La biblia dice muchas cosas según como la retuerzas, y el nivel de por allí no era muy de carrera superior. Creo que ‘El libro de Rut’ es un cuento precioso. Me la he leído toda.

Epílogo.

Cuando te meten en una casa con 59 personas que gritan amén, has de estar muy tarado para no dar cabezazos y asentir. No es un mérito, vino en el pack. Es una tara y tengo más.

Φ

Anuncios
el tarado bryan #prose -religuión-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s