dame dos ¿qué me das? #poema

 

Nada me apetece más, que tenerte para mí durante al menos dos horas.

Cortas se me van a hacer. No estoy hablando de sexo, no estoy hablando de un coño de terciopelo, ni de unos pechos que se albergan en mi mano, como una copa achatada de Veuve Clicquot. Estoy hablando de hablar, de que me cuentes tus cosas , de verte gesticular con el alma en erección, de poder lavarte el pelo. Pregúntale a Míster Carl por qué soy tan obsesivo con las cosas de comer. No lo sé. Me alimento por la oreja y por la vista cuando estiras la goma de las braguitas…, sólo quiero hablar de sexo, de aire, de humo, y de las diez nubes grises que nos atañen a ambos; poder meterme en tu limbo, escuchar tu puta voz de muñeca malherida que se clava en las aristas de mi cuerpo. Cúbreme con tus pellejos que hace frío en la intemperie, susúrrame dos mentiras que calienten la figura de este triste caballero. Vas a joderme la vida, apretándole las tuercas a mi puta calavera, dinamítame las piernas y acaba con mis apéndices más largos, o vas a morir insertada por la rabia que generas en este cuerpo punzante. No te arrimes a mi vera, vas a hacerme un buen destrozo y no me quedan las fuerzas para pelear con fieras.

Nada me apetece más, que tenerte para mí durante al menos dos horas.

 

 

Anuncios
dame dos ¿qué me das? #poema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s