night failed #reflexión

patetismo ilustrado.

‘no debería escribir sin dormir, mucho menos cuando hay motivos para ese insomnio, y menos aún si te pasas la noche entre cervezas y porros de marihuana’… (y mucho menos que escribir, reflexionar). pues allá voy.

igual es ésta la mierda a la que llaman amor.

 

Sigo siendo un ignorante. Actúo como un imbécil y luego vienen los llantos. El ponerse la careta de aquí no ha pasado nada y las heridas que se abren como el día que me dieron con un palo en el costado. Voy a pintarme una sonrisa en el rostro, que sangre de lacrimal hacia dentro, y voy a esconder la montaña que guardo de besos que quieren salir saltando al vacío, sin tener puerto probable donde poder deslizarse; no sé quién nos puso un corazón lleno de mierdas, me bastaría si fuese una máquina de ritmos, que nada más dispersara el oxígeno a mi triste calavera. Nada más, por favor. Quisiera ser animal, no saber que es una musa y quitar mis obsesiones de la frente; porque una musa no es tuya, aunque la vistas de seda. La teoría del todo me mueve los muebles, y la termino vistiendo siempre con tus bragas para poder desearla. Es estúpido y pueril. Cuando parece que sí. Cuando constatas que no. Cuando te callas la boca. Cuando lames las heridas. Cuando no sabes que hacer con tantos tonos pastel, porque no tienes el lienzo de su piel de terciopelo. Todo es muy absurdo ¿Cómo embotello el deseo de compartir mis caricias, con las puntas abiertas de su cuerpo y de su pelo? Al final vas a hacerme llorar, gilipollas. No eres más que una bestia con un cuerpo de alfiler que si pasa por su lado ni siquiera la despeina. Ella es Bella y Disney miente como un bellaco ¿dónde vas ángel de amor? cuanto más alto el listón más ignorancia derraman sobre mi triste figura. Nunca aprobé el Bachiller. La vulgaridad me mata y para ser especial, necesitas una estética adecuada. Todos tenemos complejos. El mío es ser una bestia que no encaja en ningún hueco, no soportar al mediocre y con las limitaciones que me pusieron en el hueco de mi alma, pretender poder tocar estrellas bajo el cielo de su boca. Me puse unos guantes para no ensuciar mis manos con tanta vulgaridad, sin saber, que gato con guantes no caza ratones y que voy a tener que conformarme con su cuerpo intangible, para poder imaginar ese amor mientras me masturbo ante la luz de un monitor. Suena triste y es la vida. Nada más.

Yo creo que sé quién soy, aunque a veces no quiera creerlo.

No estoy para daros pena, estoy por dejar constancia, que el mierda insignificante que te pasa por el lado, el que no despierta nada si no se cae desmayado en tu trayecto, ese ser que las campañas de los grandes almacenes siempre ignoran, camina con todo el peso del amor que puede darte sin saber que sus ropajes en el fondo, son el filtro del deseo de quien mira.

Demasiado alto, chaval -el listón.

Demasiado lista, chaval -la listona.

Demasiado guapa, chaval. Ella.

Demasiado ingenuo pensar en que solo diciendo palabras vas a poder regalarle lo que tienes. Los poetas son así. Los guapos, con un tribal de tinta china rodeándoles el brazo, lo sufren de otra manera. Esos suelen follar más, aunque no sé bien si aman. Dibujar las mariposas no me va. Yo prefiero supurar en un papel -y  a gritos-, la injusticia de ver cómo se pierde en el anonimato, otra sensibilidad. Amor de nadie en el vacío más total. El mundo está lleno de eso. Me cago en la sensibilidad. Una muesca sin disparo es más mentira que escribir lo que me place. Sólo diré, que somos bastantes los invisibles que llevamos mercancías en el alma, y que nos vemos al cruzarnos en pasos de peatones.

Siempre ha sido igual, la historia lo corrobora; amas a quien no te ama porque juega en otra liga y cuando encuentras amor, ves que va a explotar y te mantienes en trincheras a distancia prudencial. Eres un buen gilipollas. Deberías escribir. Escribe algo y deja de mecanografiar lo que el puto corazón y la cabeza de chorlito están dictando.

La idea ha quedado clara.

Nada más, señor doctor, el rabo lo meto aquí y continúo escupiendo en un papel, por si alguien quiere amor aprisionado, y sabe hacerlo salir agitando el continente. Sólo se ama a quien puedes, cuanto más bella, más bestia insignificante vas a sentir que eres, y mucho más impotente, vas a sentirte al gritar lo que tienes que ofrecerle.

Siempre nos queda la rabia.

 

Anuncios
night failed #reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s