_3x4 #ritma #poetry

Escribo cosas que riman con cinco,
no seré yo quien te cuente los días que pasan rozándote el pelo.

Y no sé cómo podría llamar al puto engendro de letras con mensaje de: ESPABILA

 

Yo no llego a viejo, y no me quejo,

sigo respirándote las flores,

siento máquinas que vuelven a mostrarme el universo, y te hago versos,

y cojo, tus trenzas, y estiro, tu pelo,

me meto en los rincones que no hay luz,

me quiero sentir como un niño: gritando al enemigo, cubierto por tus alas…,

sssssh…, y tú resbalas.

Te voy a lamer las vocales,

te las voy a hacer linguales.

 

Me ruedas por la cara y doy zancadas,

no quiero que me aplasten, las hojas, del tiempo, que pasa,

mantén la actitud;

aleja la caja de mí,

acaricia mi testuz,

si me puedo levantar es que estoy vivo, y te digo,

no me hagas gilipolleces,

haz la vida que te escriben en las vallas: copia, la imagen, de algo, que quiere, brillar.

 

Es tu cuerpo de pecado y está muerto si no rascas desde adentro,

los muertos no bailan, se mueven;

un orgasmo no es correrse en frotamiento,

es salir de las casillas y dejar todos los quicios que se escapen del convento,

y no te miento, la vida pasa,

la vida, es bonita, si inhalas, el aire, cerca de sus bragas.

Recoge las flores que saltan del pecho,

respira el olor del sudor de su cuerpo.

 

Métete con quien no puedas, y si vence, te arrodillas,

la besas en los tobillos y le gritas que la vida está detrás,

la apuñalas por la espalda,

eso le dará la vida, y a mí, a mí…,

…a mí me roba, y me roba, y me roba.

_perder la batalla no obliga a rendirse, jamás.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
_3x4 #ritma #poetry

4 comentarios en “_3x4 #ritma #poetry

  1. Durante un tiempo, me obligaban a recitar el abecedario mientras le hacía un trabajo de “logopedia” con todas las vocales y consonantes labiales, linguales, guturales, fricativas y vibrantes…era como domar a un caballo dentro de un collar metálico alrededor del cuello. A veces, cuando recito, se me llena la garganta de alfileres y flores. Trozos de carne fluorescentes en los poemas. Soy un chaval bastante sucio que sabe dar besos cerebrales, quizá sea por eso que encuentro a menudo diamantes en el césped.

    Le gusta a 1 persona

  2. La vida me ha raspado el alma hasta dejarme en carne viva; es por eso que a veces digo lo primero que siento sin pensar en lo que digo. El poema me hizo sentir un montón de cosas, pero el epílogo “perder la batalla no obliga a rendirse, jamás.” me hizo reflexionar un rato.
    Un saludo, amigo Quenton, cada día me gusta más lo que escribes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s