_pigmentos

 

Te palpo en mis pensamientos lo vulgar que habita en cada recoveco, y con las uñas pintadas te robo restos de olores que me llevo para mí…, para lamerme las puntas de los dedos y recordar tu jardín cuando se vayan los brillos y vuelvas a vomitarme oscuridad.

Este orgasmo acelerado que brilla en tus comisuras, tiene la carga de un ion que oscila de más a menos.

Atrae con la intensidad del ‘quiero más’.

Muero por buscarte el iris, reflejar mi silueta en tu líquida mirada como hacen los poetas…,
pero atrapas la mayor parte de luz en tus ojeras.

Me das cuerda suficiente para atarnos las muñecas a la espalda.
Con la profundidad del cian en un naufragio, así.
Tenemos pintado un campo en dónde jamás pudimos refugiarnos; rogamos por el vacío que nos cuelga y buscamos redención vertiendo nadas en vasos.

Aceites y trementina para quitarles poder a  tus pigmentos.

Tenemos que diluirte los colores para poderlos untar con ambas manos. Tus pigmentos.

Si es de cualquier otra forma, de densos, conseguirían tapar impurezas que ninguno de los dos está dispuesto a esconder, nos iremos a corrernos como locos por el parque presumiendo de su calma violenta, proclamando, qué inocua es su intensidad y de lo breve que es todo cuando el miedo está solo en ropa interior.

El amor es tan fugaz, tan tonto y tan violento, que si observo desde lejos una orquídea;

en lo único que pienso,

es en verla desde casa y observar como la azota un vendaval.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
_pigmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s