alimañas

 

 

Yo nací para ser bichos, mi tendencia seguirá buscando altura;

no pretendo que me sigas porque un perro busca solo.

 

La animalidad me libra de toda la humanidad que me ha ensuciado,

porque el ser ley natural, es dejar fluir mi cuerpo

y buscarme en los caminos de salida.

 

No te irás entre los dedos,

acurrucando tus hojas y escondiéndome las frutas en lo oscuro,

te huelo en el lado sucio de las cosas

y erizas el interior de la niña que solloza durmiendo bajo mi cama.

 

Consigue domar la lava entre tus muslos

para que esponjen y vuelen deseosos de llorarme en un costado.

Amanéceme alimañas en la espalda,

listas para rendir cuentas con la rabia con que aman a la luz,

tus treintaiséis violetas.

 

Tormenta de uñas perfectas que inoculan el arsénico dorado,

con el que tú, madre tierra,

pretendes cubrir mis huesos para enterrarme con semen y las joyas del sepelio.

 

…Y los jueves, y las fiestas de guardar,

podrás venir a mojar la inmaculada semilla

para que broten pecados de hoja seca.

 

 

Anuncios
alimañas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s