ruído de sirenas

 

 

Hoy no te pienso escribir,

hoy voy a sacarle los ojos a todo lo que me hieren tus ausencias,

y a humillarme con orgasmos derramados en tu piel,

confiando en que la flor –aunque esté muerta-,

consiga ponerle olor a los insomnios.

 

En el fondo de mi pozo no merezco ser amado,

me escondo en el claroscuro y bebo el agua que dejas

cuando jugando a ser ninfa,

te corres entre los dedos y te escapas como putas primaveras.

 

Nunca sé de dónde vienes,

atropellas al Don Nada

que vaga por los arcenes

como perra apaleada.

 

Mi vida no tiene ganas,         [ningunas ya, vida mía]

sólo ansias de morirme         [ciento y una veces más]

entre muslos apretados        [que me asfixian a traición]

cubiertos de plata fina,          [salpicándome en los ojos]

y engalanados de escamas.   [como colas de pescado].

 

Escribo de dos en dos porque siempre soy dos trozos

uno que anhela el castigo de estar solo

y otra niña que me empuja  para meterme en tu cuarto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
ruído de sirenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s