semipreciosa

 

Mi deseo es un Granate

que lubrica la cordura

untándola entre los pliegues

y la humedad de tus bragas.

El paisaje no eres tú;

el paisaje es la mirada

que yo diluyo en tu azul,

y el objeto que deseo

desde el punto en que no estás.

Y las bestias

que me gritan

enredadas

en tu pelo,

me esconden cualquier razón

en cuanto miro tu culo,

carne de la artillería

que arañas

entre las ingles

de una niña.

Tus dedos son tu castigo

por el inmenso placer

de verme muerto;

y al respirar los fluidos

a los que añade un aroma

el desenfreno,

tú eres la única flor que queda viva

en el centro

de este campo

de exterminio.

 

 

 

Anuncios
semipreciosa

2 comentarios en “semipreciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s