Irme, vida

 

 

Ni recuerdas que he venido, y ya no estoy;

no voy a sentir dolor más puntiagudo. Y me voy.

 

Voy a dejarte estirada

como a una sábana limpia

y nada vas a recordar

en esas luces del techo,

porque borré los orgasmos

lamiéndolos por defecto en cada ingle.

 

No voy a abusar ya más de tu belleza,

se lo contaré a tu culo;

y dejándome fluir en la saliva,

también me llevo el gemir en sostenido

que siempre sonaba a Mi,  cuando me vibraba el alma.

 

Me siento de quita y pon, y tengo aguado el color de los contornos;

todo mengua desde dentro de mi vida

cuando ya me estoy atando los zapatos.

 

Se diluyó la atención a las palabras

y le diste muerte al monstruo

quemando sus fantasías;

eras verbo, y excepción,

y ahora queda un girasol

que sólo muestra la espalda sin pos-its de despedida.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Irme, vida

9 comentarios en “Irme, vida

  1. Mª Yolanda Gracia López dijo:

    ¡Muy bueno!, al margen de lo que habéis comentado anteriormente. Hace días -bastantes- que no vengo por aquí porque me ha sido imposible (cuestiones personales). Prometo ponerme al día, vengo con mucho hambre. Saludos, amigo mío

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s