todoonada

 

 

Escaleras inclinadas para subir al infierno,

esquinas de plomo afilado

que se clavaron al suelo

en el tiempo en que mutó la enfermedad.

 

Cuerpos con exoesqueleto, a la velocidad de crucero,

que van cayendo hacia arriba del profundo pozo azul

segmentado en quince etapas de algodón,

vestidas de meta volante.

 

Soles que apagan el alma.

 

Luces bailando desnudas

con la sombra de los muertos

que buscan robar tu sangre intoxicada.

 

Cuando ya no tienes puertas, necesitas escaleras,

sentarte al margen izquierdo

y ver cómo pasan tus letras cadavéricas flotando por el río,

para apedrear con hiatos y diptongos al inerte a la deriva

y poderlo reescribir dentro del pecho.

La ficción se hará real en los escombros, y al final de la intifada,

logras descansar en paz rebozándote en el fango de los sueños,

y violando tu cuerpo humanizado, como punto de partida,

para aspirar ser un cuerpo todoonada.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
todoonada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s