Las mitades

 

 

Qué libre me siento siendo un concepto.

No pídaseme lo innegable, me unto en el gotelé de tus paredes

para amarte en cada objeto que te tocas;

tacharé la imprecisón para serte en los contornos más sudados.

Quiero follar periferia, y te sabes un suburbio de mi mente;

turgente veneno escapa

en la forma de los hombros y caderas

que me hacen volar cual mosca en los círculos viciosos de tu pecho,

sexo de tono gramíneo en continua floración,

cigarros en la cocina

y dos caricias en la mesa del salón,

los besos de andar por casa,

la peste a feminidad que pagamos entre todos.

No se puede pedir más:

quererte ser con dos dedos

tensando todo el cordaje

y haciéndote amor a medias.

 

Anuncios
Las mitades

4 comentarios en “Las mitades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s