legañas y caballos

 

 

Cuando la fauna sin fe de la montaña

se mete en sus agujeros,

otra sale con legañas en el alma

tras la humedad de los troncos

donde gastó una jornada ocultándose de Dios.

Baja en busca de neones que cuelgan desde las tejas.

La prostituta, es feliz.

Rellena su vientre muerto con narcosis,

rompe posibilidades apretando con las manos,

y paga vidas soñadas con la venta una sola;

papel moneda envolviendo piedras viejas,

rostros que darán a luz sus decepciones

bajo la impúdica falda de las noches.

 

Moribunda de alegría a todas luces

retorciendo los colores de una aguja edulcorada

y autodestruyendo al otro,

rogando por que se muera sin dolores,

para ver si la invidencia trae mejoras.

 

 

 

Anuncios
legañas y caballos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s