no soy un sol

 

 

Un silencio que rompe la espalda del mundo torcido,

cinco niños no son suficientes, no caben hormigas

ya bajo la encina;

tiemblan las pieles del trigo,

rasgan vestidos azules

y llenan de áureas semillas sus fauces

cuando me miran;

no vuelvas a mencionarme,

no soy el sol de tu vida, ni voy a darte el calor

que no me pidas.

 

 

 

Anuncios
no soy un sol

6 comentarios en “no soy un sol

  1. Te confieso que este poema me gusta ‘especialmente’. Prometo que no tuve que tocar ni una sola palabra, salió tal cual y se cayó sobre la mesa; sólo tuve que teclearlo, y helo aquí. Sin duda la mejor escritura -para mí-, es la que sale, de no sabes dónde, y no sabes a quién. Un placer compartirlo. Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s