no soy un sol

 

 

Un silencio que rompe la espalda del mundo torcido,

cinco niños no son suficientes, no caben hormigas

ya bajo la encina;

tiemblan las pieles del trigo,

rasgan vestidos azules

y llenan de áureas semillas sus fauces

cuando me miran;

no vuelvas a mencionarme,

no soy el sol de tu vida, ni voy a darte el calor

que no me pidas.

 

 

 

Anuncios
no soy un sol