el tiempo, es de la muerte

 

 

Son los que apenas dudan de las cosas, ellos son los que bajan

a beber al río

en el que las bestias buscan la sombra de algunos dioses

que engrasen la maquinaria para que el tiempo no cese.

Y hay una pelota nueva hecha de trapos,

y de vidas y de dudas que malviven

dentro de los aparatos;

son los juguetes rotos con los que matan el tiempo entre engranajes.

Y los niños dan patadas al balón de nuestros trapos,

no les importa vivir

sobre las líneas de cal, aun sabiendo,

que es el tiempo de los nuestros el que pisan,

y aún sin saber que su vida

son sus juegos inocentes ya hechos viejos.

 

 

Anuncios
el tiempo, es de la muerte

ser invesable

 

La zona oscura es tan plana como la luminosidad de las farolas,

afilada, metálica, y titilante.

Es el zumbido de gente caminando sin saber de dónde viene,

cuerpos que celestes me sonríen, pisando mi sombra.

Noto ese desmembramiento escondido entre lo verde,

y el resto de humanidad,

que se ama con sus hilos de saliva, ya no está.

Veo al bípedo asomarse, bípedo y naturaleza muerta,

todo ha sido muchas cosas, todas nada, en realidad.

Un hueco, que se hace hueco, en la escalera,

la pubertad del cadáver en el dorso de mi mano,

¡Cambie el clima, de una vez, para que caliente algo!

porque ya tengo ceniza, de dos dedos en la frente,

y sólo es un cambio climático

lo que pueda sucederme, de verdad.

 

 

 

 

 

ser invesable

esculturas [r]

 

 

El verdín me va asfixiando la escultura;
el brillo en noble metal ahogó su grito
y el tiempo oxidó las cuerdas de mi voz.
Tu verde más vegetal me resbala por el cuerpo
infectando los estigmas;
infectando el pensamiento irreverente
de unas rodillas hincadas en la hierba,
y el rezo de un imposible que aúne dos universos,
para que puedan lamerse en paralelo.

Yo voy a morir a hierro por haber pagado deudas con ausencias;
ofrezco lo que no tengo, exijo lo que no doy,
y me resigno a vivir en la pérdida continua.

Amé y amo todo eso con toda mi humanidad,
y hoy duele ser la escultura en un parque abandonado
cubierto por hojas secas y envuelto de polución.

Un perro mea mis pies;
te veo cada mañana brillando como saliva,
y estoy, porque cuando estuve,
no pude lamer tu cara.

Y ahora es tarde.

Ya no me sirven cervezas en el bar,
y las mierdas de paloma me graban entre las cejas,
que no se muere de amor;
se vive de los amores
y de nostalgias que quedan esculpidas.

Esa puerca sensación de haber errado;
los bares que ya han cerrado;
el peso de la paloma defecándome en la manga
cuando ve inmovilidad, y mis dos ojos en blanco;
la esponjosa soledad de ser presente
teniendo orgasmos en cuerpos del pasado.

 

 

 

 

 

esculturas [r]

Existencia_Humanidad

 

 

Existencia,

que llena de humanidad,

viene deshaciendo todo con la luz de los veranos.

El rostro que se me escapa hacia el desagüe,

pone a la vista al ser sin maquillajes

la raída piel marcada que me implanta,

te hace gotear silencios que brillando en el parquet

me indican la perspectiva de tus bragas

 

Humanidad,

que preñada de existencia,

viene tejiendo una red de insectos en eclosión;

viven buscando al hombre de las manos bien cuidadas.

Sólo quieren descansar sobre su cara,

sentarse sobre un orgasmo

y comerse el algodón que les traiga de la feria.

Peligros de dos en dos,

y entre dos muslos, poemas;

putadas con un tamiz de purpurina…

 

Dos lunas llenas de Abril

que abiertas con ambas manos

desean ser penetradas

conscientes de su pecado.

 

Deja entonces, que en mi lengua,

cuente historias de una guerra que siempre está por llegar,

sucesos eternamente en rotativas

que ya han pasado mañana, y que volverán a ayer,

para seguir en sus cíclicos orgasmos

salpicando oscuridad y ensuciándonos el alma.

 

 

 

Existencia_Humanidad

_fugit #poema #poesía

Φ

El tiempo te va distanciando de la salida. La vida y sus coordenadas te van alejando de todo hasta dejarte colgado en un punto sobre ejes que se expanden.
Cada vez más alejado, y a la vez, en lo cercano, sin un sitio.

 

La escasez que va empujando a quien no crece,

tiempo comprimido que se estira sin dejar la adolescencia;

muertas quedan de camino sus comparsas,

muertas las flores mojadas.

Φ

_fugit #poema #poesía

No quiero la vida de otro #poesía

 

Siembro la duda en los campos de centeno obligándome a vivir con nombres falsos,

escupo confetis para confundirte mientras bajas mis calzones.

Tú tienes un ojo en la frente y buscas la candidez para ponerte las botas,

siempre dices que me amas con dos críos y una soga bajo el brazo.

Me tumbo sobre el suelo en el parket y miro la pelusilla bajo un mueble sin cajones.

Puedo llegar a sentir el hueco vacío que tengo por tórax,

la asfixia de todo el peso de las rutinas,

la duda de si quisimos o fue el otro quien nos dijo.

Ya no merece la pena;

si has elegido un camino,

o estás muerto,

o estás cuerdo,

o eres carne de cañón.

No quiero la vida de otro #poesía